jueves, 12 de febrero de 2009

Masaje Chino



El Tui-Na o masaje tradicional chino, es uno de los más antiguos que se conocen. Surgió en china en el año 200 antes de cristo, pero datos cada vez más modernos afirman que nace en épocas anteriores. Literalmente significa “empujar y amasar”, dos de las técnicas que se aplican sobre el cuerpo durante una sesión de masaje.
El fundamento: Trabajar sobre la energía de los meridianos desbloqueándolos, mejorando así, problemas orgánicos, musculares y emocionales, esta es la diferencia fundamental con el masaje occidental. En el masaje como en la medicina china se toma a la persona como una totalidad y se evalúan el pulso, la lengua y la tez además del interrogatorio como base del diagnostico.
La técnica: Entre las técnicas que se utilizan esta la presión, propia de la digitopuntura, y la fricción, el amasamiento, la rotación y el desbloqueo de las articulaciones, que aplica la osteopatía, entre otras.
La técnica: Una simple presión puede resultar muy poderosa si se aplica en un determinado punto del cuerpo y así ayudar a fluir energía por lugares antes obstruidos, algo común en masajes como el shiatsu , el tailandés o el ayurvédico.
Por ejemplo para dolores de cabeza puede presionar la zona entre pulgar e índice en la mano, si es un problema sencillo desaparecerá en tres minutos. Si usted tuviera un dolor en los trapecios en hombros y nuca, presione la zona del pie en el ángulo externo de la uña y el resto del dedo y si es tensión muscular desaparecerá en 1 o 2 minutos. Si hubiera dolores digestivos, por tensión o nervios, presione entre dedo gordo y 2do dedo en el pie y también desaparecerá en 1 o 2 minutos el dolor. El principio que se usa es calmar el 80% de los dolores o trastornos funcionales en 1 minuto. Este es uno de los desafíos en el Masaje Chino.

1 comentario: