domingo, 12 de abril de 2009

TAI CHI CHUAN COMO APLICACIÓN TERAPÉUTICA


El Tai Chi es traducido como la Energía Interna que circula por todo el cuerpo através de unos canales (Meridianos de Acupuntura) para ayudar a que circulen correctamente los órganos y fluidos.
La ejercitación continúa de este arte, facilita la unidad del Cuerpo- Espíritu dando como resultado un equilibrio psicosomático, sumado a que logra un correcto funcionamiento de las distintas partes del organismo. Los delicados movimientos del Tai Chi, practicados armoniosamente y sin cortes se originarían en nuestro Centro de grave dad (Tan tien), situado tres dedos por debajo del ombligo.
El monje médico Hua-To (350-200 a. C. - Dinastía Han), inventor del primer anestésico conocido (Mafeisan) y creador del Wu-Chin-Shi, el juego de los cinco animales, consideraba que los hombres debían moverse con frecuencia para lograr una circulación normal de la sangre y evitar así las enfermedades. En 1952, en China, el Tai Chi se introdujo en la educación escolar y se le enseñó a los profesores de gimnasia, convirtiéndose también en una técnica terapéutica.
Después de ser introducido en los hospitales, se observó un mejoramiento de defensa natural del cuerpo, especialmente en los cancerosos. Es beneficioso para los sistemas cardiovascular, pulmonar, endocrino, en las enfermedades de las articulaciones, en los trastornos de la vista, en las úlceras, en el sistema nervioso y en el equilibrio psíquico, en el insomnio, en el sistema visual-motor y en la psicomotricidad. Se han logrado notables mejorías en casos difíciles de hipertensión, hemipléjicos, disnea, hipotensión arterioesclerosis, nefritis, etc.
DEJAMOS EN CONCLUSIÓN : aquellas palabras del Tao Te King: "… en el Cuerpo yace la energía, la Forma habla de la Esencia, el Movimiento se convierte en Quietud, el Sonido atrae el Silencio, lo Efímero revela lo Eterno, y tras el Cambio se oculta el Tao".

1 comentario: